Buscar

UN GOBIERNO NARCICISTA

El decretazo presidencial que se dio a conocer en el Diario Oficial de la Federación firmado por el Presidente López Obrador y otros Secretarios de Estado es una clara afirmación de que no le gusta la transparencia, no respeta el Estado de Derecho, no cree en las leyes y por lo tanto no es un Demócrata, por si alguien tenía dudas, con esta acción el Presidente muestra su verdadero rostro, ese que tanto le ha costado ocultar, el hombre autoritario que no respeta a nadie ni a nada, al que lo gobierna su narcisismo y resentimiento, ha abierto aun más la puerta para la corrupción y opacidad.


Con este decreto se busca que las obras de infraestructura que él considere que son de Seguridad Nacional se construyan sin permisos de las dependencias y agencias correspondientes como las de Medio Ambiente, el es un Presidente de ocurrencias, no le interesa la investigación, las mediciones, las reglas de operación, la técnica, el experto es el, por que él lo sabe todo. El Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucia, van por que van. Aunque sean proyectos fallidos, aunque no sean rentables, aunque se construyan en la absoluta oscuridad sin transparencia y sin metodología administrativa.


No solo preocupa el grave ataque a nuestro marco normativo y el nulo respeto al Derecho y las leyes Mexicanas, también preocupa el riesgo en el que pone a nuestra economía, pues manda un mensaje de inestabilidad y poca seriedad para la inversión nacional y extranjera, también enciende las alarmas de nuestros principales socios comerciales. Este decreto que le permite hacer sus obras de aquí en adelante y saltarse como el mismo dijo a la burocracia, no ayuda a la imagen del país, no ayuda al combate a la corrupción, muestra un Estado centralista que no necesita a nadie, que no cree en los procesos y entonces bajo esa lógica todo el gasto de nomina es un desperdicio por que al final nos gobierna un solo hombre que decide desde su óptica personal que hacer y que no.


Y ni hablar de los derechos vulnerados, la Refinería Olmeca en Dos Bocas se comenzó a construir sin permisos, afectando a un ecosistema que de por si esta desequilibrado en el municipio de Paraíso, Tabasco. El estado más vulnerable ante la crisis climática, su construcción es un gran problema de salud pública y medio ambiental y aunque ahí está la información gubernamental que lo sostiene hoy con este decreto simplemente se guarda en un cajón sin que nadie tenga derecho a verlo, leerlo, pareciera que lo que menos les importa es la gente.


Pero el Presidente no está solo en esto, también son cómplices de esta opacidad y corrupción los que están ganando dinero en estas construcciones, los funcionarios públicos que tienen que hacer a un lado sus títulos de Derecho y Administración Publica para terminar diciendo Si señor Presidente con un aplauso. La historia y las futuras generaciones los juzgaran severamente por este daño a México.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo