Buscar

Vacunación al estilo 4T


Todo gobierno tiene la obligación de proporcionarle las mejores condiciones de bienestar a sus ciudadanos y en casos de emergencia tiene la obligación de actuar de manera eficaz y eficiente para controlar la situación y salir lo más rápido posible del problema. Dicho esto tenemos que entender que no le debemos nada al Presidente, Gobernadores, Alcaldes, Senadores, Diputados o Dirigentes Partidistas, las vacunas contra COVID19 se deberán comprar con nuestros impuestos, con lo que produce y genera la población Mexicana que trabaja, no nos están haciendo un favor, es gracias a la ciencia y a las empresas del malvado neoliberalismo que se ha logrado tener varias vacunas las cuales se han comenzado a distribuir en diferentes países. Pero nuestro gobierno lo está utilizando para nutrir su narrativa demagógica y populista, las primeras dosis han sido “donadas” desde EUA, Europa y la India, como si México fuera un país miserable, pobre y en condiciones de víctima. Es la imagen que proyecta este gobierno, es la manipulación a través de un discurso “contra la corrupción”, es decir que todo está mal porque así nos dejaron los gobiernos anteriores y tirarnos al piso en la geopolítica para que alguien sienta lastima por nosotros, es seguir hablando de una “supuesta austeridad” para alimentar proyectos fallidos como PEMEX, CFE, Dos Bocas, Santa Lucia o el Tren Maya.


México ha sido la 14va economía del mundo durante más de 20 años, es parte de la OCDE y del G20, está en la mesa de las decisiones trascendentales de la humanidad, sin embargo nuestro gobierno prefiere hacerse a un lado y dejar que el Presidente siga por ese camino solitario y lleno de resentimiento hasta con el mundo, hasta con nuestros vecinos, aliados y socios. La vacunación en nuestro país empezó siendo lenta, hubieron días que solo suministraron 220 dosis, en muchos casos no se les ha dado la segunda vacuna a los que ya recibieron la primera, el gobierno ha optado por hacerlo solo a través de los siervos de la nación que no son otra cosa que promotores de un proyecto ideológico y político mal llamado 4ta transformación, en otras palabras se ha vuelto un tema de instrumentación político – electoral para beneficio del Presidente y su partido Morena que descaradamente ha sacado spots y propaganda hablando de la vacuna, hasta han creado en las redes sociales tendencias para darle las gracias a López Obrador por este tema.


Estamos viviendo una situación conocida de propaganda política y partidista con fines de manipulación electoral como la que hemos visto en Venezuela desde el régimen Chavizta, quieren que les agradezcamos con la cabeza agachada que nos vacunen cuando es su responsabilidad y obligación comprarlas y suministrarlas a la población. El dirigente de Morena, Mario Delgado diariamente tuitea sobre la vacunación, montan shows desde el Aeropuerto cada vez que llega algún lote de vacunas regaladas, la pandemia les cayó como anillo al dedo bien lo dijo el Presidente y la seguirán usando a su favor sin escrúpulos y con todo el cinismo posible.


Públicamente el Presidente no quiere ayudarse en la IP para la distribución de las vacunas, para esa enorme logística que debe ser prioridad para vacunar a todos los Mexicanos lo antes posible en este mismo 2021, dijo que cuando fuera posible él no se iba a oponer a que particulares pudieran vender alguna vacuna dentro de nuestro país y que los que quisiéramos comprarla fuera del sistema de salud lo pudiéramos hacer, nuevamente en tono de “hacernos un favor”. Así es como estamos viviendo esta etapa de vacunación contra el COVID19, a la manera de la 4T, con demagogia, con populismo, condicionando el voto, con desorganización y con la retórica de que somos un país jodido por el neoliberalismo y necesitamos que nos regalen las cosas. La 4T parece que mal entiende o tergiversa a su conveniencia lo que es la cooperación internacional.


Politólogo

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo